Make your own free website on Tripod.com
Recuento Historico

Home

Historia | Clasificación | Propiedades | Integrantes
Química Virtual

En el Siglo XIX, al aumentar el número de elementos conocidos y al ser mejor estudiadas sus propiedades físicas y químicas, surge la necesidad de relacionar las propiedades de los elementos y de agruparlos sistemáticamente.

La primera clasificación de los elementos fue la de dar a los metales categoría de nobles y bajos dependiendo si eran o no reactivos. En 1815, después de conocerse los postulados de la teoría atómica de Daltón, Proud declaro que los pesos atómicos de todos los elementos eran múltiplos exactos del peso atómico del Hidrógeno. En 1817 Döbereiner expuso sus tríadas. Reunía elementos de propiedades parecidas en grupos de tres, con la característica de que el elemento central tenia un peso atómico casi igual ala media aritmética de los pesos atómicos de los otros dos. Esos grupos no tienen relación entre sí, por lo que la ordenación resulto incompleta.

En 1864 a 1866 Newlands enuncia la ley de las octavas, la cual explica que si colocan todos los elementos en orden creciente de pesos atómicos, después de cada siete elementos aparece un octavo cuyas propiedades son semejantes a las del primero. La clasificación de Newlands fue la indudable precursora de la clasificación actual.

 En 1869 Mendeleiev y Meyer presentan la clasificación de los elementos de acuerdo con sus pesos atómicos. Meyer se baso en la periodicidad de las propiedades físicas de los elementos y Mendeleiev, en la periodicidad de las propiedades químicas de los elementos. La clasificación de Mendeleiev predecía incluso las propiedades de los elementos que todavía no se habían descubierto por la posición de los lugares que quedaban vacíos en dicha clasificación. Se le reconoce a ambos como fundadores de la clasificación moderna de  los elementos.
 
Con el desarrollo de la teoría de Bohr se extendieron las primeras clasificaciones para establecer la periodicidad de los elementos, que se basa en el número atómico, puesto que es una cantidad que determina la configuración electrónica de un átomo y, por consiguiente, sus propiedades químicas.

Mosley, en 1913 establece como propiedad fundamental de un átomo la carga nuclear o número atómico; esto le da la idea de que el primer factor para la clasificación de los elementos es la carga del núcleo y no del peso atómico. De aquí el origen de la ley periódica, que se enuncia así: las características físicas y químicas de los elementos son función periódica de sus números atómicos.